T E  S T I…

T E  S  T  I  M  O  N  I  O

 

”No me extrañaría que, a partir del siglo XXX, hubiera consenso entre los historiadores para alargar la Edad media hasta nuestros días”.

Fernando Aramburu  –  San Sebastian 1959

 

TIEMPO  DEL NARCO    17 – JULIO – 1980

 

Lectores de APATRIDIA.-

 

Si la memoria todavía no nos falla con más de 60 “inviernos” a cuestas, testimoniaremos con mucho pesar, que hace 32 años atras, o sea, tres décadas y dos años en el pretérito del siglo pasado, se produjo un hecho sin precedentes, digno del Guinnes negro.

 

Pues bien, ese 17 de julio de 1980 se produjo un cuartelazo –en el país de los cuartelazos-. En las horas inciertas y mezquinas de la madrugada, cuando remiten las sombras de la noche y despunta el sol. En los instantes neutros del amanecer y por lo mismo grises, opacos, viciados de nocturnidad, traición y alevosía.

Dos especímenes uniformados del ejercito nacional, se tomaron el poder a punta de fusiles percutados, patadas en las puertas y, a carajazo limpio.

 

Fueron ”los sanguinarios”: Dos Luises, General y Coronel.  Con sobre exeso de síndrome de Hybris: exultantes de sadismo, soberbia, simbología y, una macabra metodología muy parecida a la de sus colegas, los milicos argentinos.

Al son de marchas militares dictaron ipso facto la vigencia de su revolución inédita, digna y duradera por dos décadas (dijeron), asi como el vigor de su dieta autóctona: patata y carne de llama deshidratada (chuño – charque), la eliminación a sangre y fuego de toda disidencia, el andar con el testamento bajo el sobaco, se puso a la orden del día el oprobio, el latrocinio, el uso de los medios humanitarios (Cruz Roja) para la represión y, el “detallito” que coronaba su gesta: la producción y comercialización de la droga milenaria –conocida vulgarmente como “pichicata”-, en el rubro estratégico de captación de recursos para la nación.

 

Ese “detallito” sería su grandeza por dos años y, a la postre su perdición. Sin embargo marcaría a fuego el inicio de un tiempo maldito: El tiempo del narco.

 

Érase un 16 de julio de 1980 en el calendario Católico Apostólico y Romano. Festividad de la Virgen del Carmen.

La Madona Libertaria que sacaron a las calles convulsionadas los patriotas que se rebelaron contra la corona ibérica en 1809, al grito de: mueran los chapetones.

Y del mismo modo, Patrona de la Cofradía de pescadores del puerto de Barcelona, Señora de esos bragados hombres del mar Mediterraneo.

 

A las diez de la mañana, se realizó el Te Deum en la Catedral Metropolitana en honor a la Virgen libertaria y el recordatorio de la insurreción de 1809.

Este acto liturgico-protocolar contó con la presencia de la Presidenta Constitucional de la República, elegida por el Congreso de la nación.

 

La exelentisima Sra. Lydia Gueyler Tejada.

Como podía presentir esta distinguida señora que en ese marcado instante por la fatalidad y el karma de un país de pesadumbre, confabulaban en los cuarteles contra la democracia, la libertad y la república.

Los atavismos más obscuros, las mentes más obtusas y el machismo cerril cuartelero que no podia concebir que una mujer fuera Presidenta y Capitana General del ejercito.

Fue llegada la hora de la traición y, golpearían en menos de 24 horas.

 

A más de tres décadas de aquellos luctuosos momentos, aún queda bastante historia por cribar, de una de las épocas más lúcidas de la entonces república.

A cuya cabeza se encontraba una mujer inteligente y moderna, que había bebido en la teoría de la escuela anarco sindicalista clásica y, en las tesis de brillantes intelectuales conocidos como: La generación del Chaco.

Tome pues la palabra la memoria histórica !.

 

Ahora bien, por que nos atañe personalmente testimoniar sobre ese ingrato acontecimiento (el golpe) en nuestra dilatada existencia ?.

Veamos: La Sra. Lydia Gueyler, fue Secretaria General del ente político Frente Revolucionario de Izquierdas, FRI  y, como tal fue elegida Senadora y Presidenta Constitucional de la República por el Congreso Nacional.

 

El FRI, como todo frente popular, tuvo sus flujos y reflujos al socaire de las contradicciones que en ese entonces se vivian.

A nuestra llegada del primer exilio en 1978, el FRI era un frente obrerista folclórico, que respondía a los impulsos catárticos de segmentos terminales de la sociedad avasallada por siete años de banzerato. Sin mayores pretenciones que las meramente contestatarias y las consignas del momento.

Superada la etapa de los mítines, manifestaciones y asambleismo y, habiendo asumido en su seno la savia nueva de los exiliados que traian experiencias y preparación en universidades europeas  –los licenciados- , se pasó al debate de las ideas, los programas y las tesis, de modo que el frente se perfiló hacia instancias institucionales, se cualificó de ser “un mitinero” a una alternativa seria de formar gobierno, con el objetivo de incidir y crear una cultura democrática en una sociedad varada en el pasado y, que solo tenía vivencias de dictaduras sin fin, caudillismos bárbaros y el caciquismo más cerril.

 

En resumen, se trataba de profundizar la democracia, impulsando a fondo la misma democracia. Es asi que a la asunción del gobierno por parte de la Sra. Lydia Gueyler, desempeñábamos funciones de dirección en las juventudes del FRI en el sector del Valle y, al margen de militancias y cortesanias a los “jefes”, fuimos invitados a ocupar un cargo burocrático de relevancia en la Gobernación del Departamento, esta gentil invitación nos la hizo nuestro dilecto amigo Pipi Selum Vaca-Diez –QEMD- a la sazón Ministro de Gobierno.

Aceptamos la invitación e implementamos la Dirección de Vinculación Provincial de la Prefectura, sin imaginarnos que al cumplir ese cometido, nuevamente poniamos la cabeza en la “diana”, en la mira de los conspiradores del narco-golpe, al igual que varias decenas y/o centenas de ciudadanos, quienes serían cobardemente sacrificados en la “Escabechina Nacional” que desataron Los Luises.

 

Escabechina o exterminio, que hasta el momento de firmar este testimonio, es el secreto de estado mejor guardado de todos los tiempos.

Esos crímenes de lesa humanidad de la narco dictadura, estan asegurados bajo siete llaves, siete candados, siete pestillos y siete aldabas.

Nadie puede o no quiere DEVELARLOS. Menos las órdenes judiciales, los pedidos de derechos humanos, las víctimas o sus descendientes, -”nadie Dios puede hacerlo”-.

 

Al contrario, surgen ”voces oficiales, institucionales y funcionales” que sugieren la inocencia de los desalmados y, culpan más bien a los disidentes, a los politicos de la época, a los “intelectualoides” que se atrevieron a decir NO al tiempo del narco.

 

A todo esto, surge la pregunta: en los momentos álgidos de la represión donde estaban “los jefes” ?, aquellos que se pavoneaban en los buenos tiempos ?.

Estaban lejos, a buen recaudo en la Virreynal Lima, degustando el pisco saour and chips en los versallescos salones del hotel Bolivar hablando de la resistencia. Estaban en las sibaríticas marisquerias del paseo La Colmena, paladeando contundente ceviche de albacora hablando de la revolución. Estaban en las tertulias del selecto club de periodistas del Giron Cailloma perorando sobre la lucha armada. Joder con los jefes !.

 

Despues de casi tres meses de vivir a salto de mata, como se solía decir, recibimos asilo en la embajada de México para salir raudos nuevamente rumbo al exilio, el gran destructor de almas.

En el aeropuerto internacional de Lima, la prensa esperaba la salida de connotados políticos víctimas de la narco dictadura, entre ellas la del dirigente cobista –COB- Lechin Oquendo.

De modo que se improvisó una conferencia de prensa en los pasillos durante la escala técnica de la aeronave de Lufthansa con destino a Hamburgo.

 

Cuando quisimos conceder el uso de la palabra a dos expulsados quienes presumian de ser lideres obreros, estos, huyeron espantados de la prensa como alma que lleva el diablo y, se encerraron en los mingitorios a la espera del vuelo hacia Europa.

Vaya decepción !, la llamada vanguardia, reculaba a los parapetos de su retaguardia.

Total, no sería nada nuevo sobre la faz de la tierra, Lenin tuvo idéntica decepción y, es muy posible igual sabor de bilis.

 

Los que quedamos: los ingenuos letrados, hablamos hasta por los codos  –que nos quedaba-, nos despachamos a gusto. Fue una pequeña victoria el hechar caña contra el tiempo del narco. Es que de pequeñas victorias esta embaldosada la escarpada de la historia, que de eso se trata, meramente.

 

-Gratias  agere-

Agradecimiento:

 

Dicen que ser agradecido, es de bien nacido. Consecuentemente, agradecemos la disposición profesional del Sr. Embajador de la República Federal de Méjico o Estados Unidos Mexícanos: Don Plutarco Diez.

Un diplomático valiente y censible al dolor humano, de la misma talla, que duda cabe, de los diplomáticos suecos Wallenberg y Edelstam.

No dudo en enfrentarse a las salvajadas de la narco dictadura y sus grupos para militares. Hizo prevalecer el Derecho Internacional que norma las relaciones entre paises civilizados.

 

Diplomático formado en la doctrina que forjara el legendario presidente Don Lázaro Cárdenas, por su decidido apoyo a la España peregrina, la republicana.

Quedan en el tintero de los recuerdos, como materia para otras entregas, las muchas anécdotas de los momentos tensos vividos en la legación diplomática mejicana desde nuestro agobiado ingreso.

Despues de largos 32 años, nos viene la certeza de que fue un acto de audacia, no exactamente calibrado en ese momento. Lo que se pretendia era romper el cerco de vigilancia pretoriana a la que estaba sometida la embajada –madrugarles-, como se solía decir y, reivincar de esa manera nuestro derecho a la vida y la libertad.

 

De modo que posterior a las primeras y lógicas suspicacias del Sr. Embajador, dada la delicada situación. Y, una vez enterado de nuestra privilegiada protección por ACNUR y la Convención de Ginebra desde las épocas de la dictadura chilena en 1973, se estableció una buena química al calor de largas tertulias en su despacho privado.

Al momento de despedirnos, formalizamos un compromiso personal para encontrarnos en latitudes europeas, no pudo ser; por que la vida, -aeterna colegiata non grata-, dispuso de otra manera..

En todo caso, nos queda el recuerdo de un gran humanista, un diplomático cultisimo, enamorado de la vida y un coraje a toda prueba.

 

El exelentisimo Sr, Embajador de Méjico, Don Plutarco Diez.

 

Una última reflexión.-

 

Cuando los antecedentes demoscópicos se hunden en la desesperación y el nihilismo. Cuando inexpertos gobernantes acuden al expediente facil de manipular a sus mayorias dóciles para gobernar a golpe de decreto.

Hay que sentirlo, que pena!. La ideología es susceptible de manoseo peligroso y se torna sospechosa en cuanto a sus supuestos postulados. Es el fracaso momentaneo de la política.

Entonces, surge la anti política, la segregación, el populismo, la dictablanda, que es peor que la dictadura, por que es hipócrita y salta atrás al pasado pre democrático.

Entonces, y solo entonces, habrá que replantearce volver a los causes democráticos y la modernidad.

A ver si de esa manera, las víctimas del narco golpe de 1980, y todas los golpes que se antecedieron y precedieron, logran vindicar su memoria histórica.

Resulta tragicómico argumentar que no hay financiamiento  “exterior” para vindicar esa deuda histórica, más se dá la casualidad que no es el exterior el que golpeó, mató, exilió y traficó con droga.

Quien hizo ese desmadre tiene un nombre: Ejercito Nacional (ese debería pagar).

 

“Republika nerea, ezim zaitut maite, baina non biziko naiz zugandik aparte”

 Euskaro: República mia, no puedo quererte / pero donde viviré si me alejo de tí.

 

Visitantes de APATRIDIA

Gracias por estar ahí  !.

Nota: Salut al cuate de Sâo Bento    –   agosto 2012

 

RICARDO  RAUL  CAUTHIN  ARAMAYO-FLOREZ

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s