A   N   T …

A   N   T   O   L   O   G   I   A

 

LA TARDE  DE  LOS  CLAVELES  ROJOS

 

-E colocarem flores nos canos das armas dos soldados-  25 abril 1975

 

“Hay momentos en que el sentido común se convierte en revolucionario”.

Thomas  Paine

 

Arribamos a Porto Goia en el vuelo casi trágico de las tres de la tarde del 25 de abril: el de los Claveles Rojos.

El Jet DC3 apenas decolado, sufrió un paron de sus dos turbinas y empezó a planear cual pájaro herido por entre la densa neblina londinense, el ambiente de alegría en el interior de la nave, se permutó en un silencio petrificado, universal y solido como de cementerio abandonado.

Los rostros escaqueados del sobrecargo  y los pasajeros se tornaron del color del papel .

Nadie se acordaba de las instrucciones de rutina que repiten como una letanía los sobrecargos al iniciar el vuelo.

Chavalillas alegres que abordaron la nave con un sonoro cachondeo, cambiaron sus looks coloridos a palidezes de muñecas de cera.

 

Este servidor, tambien empezó a rezar:

–          Señor, si me llamas por que llegó mi hora, presto acudiré a tu reino. Pero, por favor, que no sea en este vuelo.

–          Carmen !…abuelita querida, si voy a morir, mi último pensamiento es para mis  hijos.

Así nomás había sido. A la hora de la verdad –la de los quiubos-, el más bragado llora, se arrepiente, implora, se aferra a la vida, aunque esta sea una mierda.

El mismo terror que vimos en otros déspotas machos bananeros, humillarse ante el acoso de Caronte, como hizo Bretch al igual que su heroe Galileo.

 

Luego de angustiosos instantes de tensa agonía y espera en el tiempo y el vacio detenidos. Los reactores de 7.000 HP de potencia, parece que despertaron de su ”sabat técnico”, y respondieron a los pull – up de los pilotos, empezando a vibrar potentes como resucitados del averno, elevando el aparato con fuerza casi vertical hasta nivelarlo en trayectoria de crucero, por sobre los 26.000 pies de altura.

 

Uff !!!. Que alivio!, como despues de toda tragedia, la vida continua.

Del mismo modo dentro la aeronave y una vez apagadas las luces de emergencia, despertó “el pasaje”, todos se levantaban de sus asientos, los niños berreaban, las damas enfilaban hacia el único toilet.

Una lady gorda muy victoriana que se sentó al lado del pasillo, adueñandose del asiento del medio con su botellón de agua, su banana, su peramota y sus bocatas, una vez repuesta del susto, se zampó su “pick nick” en un santiamen, y le volvió la sonrisa bonachona que tienen las personas gordas.

Los del sobrecargo en su nuevo oficio de mercachifles, vendían perritos calientes, té, café, alcoholes de todos los colores, combinados, cosméticos, hasta loterias que prometían premios millonarios, empezaba el carnaval de la vida.

La lady gorda victoriana, pidió un Bourbon doble, una media botella de vinho portugues, chips y entremeses de frituras, zampandoseló todo en menos de lo que canta un gallo.

Jolines- pensó servidor- donde entra tanto?, no le llama el baño? Y las flatulencias?.

Alguien diría: Coño!, la vida es una mierda, pero ni modo, bien vale vivirla!.

 

AS  NOSSAS  RAICES (…) para que as brumas da memória as não encubram!.

Dos livres-pensadores   Die Gedanken  sind frei.

 

La ciudad de Porto Goia estaba movilizada en su centro histórico. Las ruas adyacentes a la antológica avenida Dos Aliados estaba tomada por las fuerzas del orden.

 

Era ”Feriado Nacional”. Día de los Claveles Rojos, Día de la Patria, Día de la Revolución.

Pero, no era como en otras patrias, día de verbena, de jolgorio, de festejos, de alegría.

Era día de ira, de combate, de rebelión, era día de malas uvas, día de furia contenida.

As ideas são livres.

Ninguém as comanda.

Pois naquilo que pensamos.

Ninguém, ninguém manda !.  (cancionero libertario).

 

Los organizadores del mítin, que de ningún modo fué el oficial, faltaría más. Levantaron un henorme procenio en Praca Liberdade, engalanado de consignas alusivas al momento: la crisis económica, el desencanto y la frustración.

Pero tambien a la esperanza, la fe, la necesidad de seguir bregando para que la vida continue a pesar de todo. La rueda de la historia tenía que seguir girando, catapulcada por los que la escriben con su sudor, su sangre y su intelecto.

Por cada árvore derrobada.

Por cada floresta destruida.

Crescerão as silvas nas vassas estradas.

Enas fissuras do cimento maragaridas.    (cancionero libertario).

 

Aquella tarde eufórica de abril de aguas mil, emulsionaba en el ambiente el recuerdo de aquellos jovenes Capitanes destinados en las avanzadas africanas de la metrópoli portuguesa. Oficiales treintañeros, muchos de ellos reclutados en aulas universitarias de Lisboa, Coimbra o Porto, y por lo mismo pertrechados de ideas libertarias, modernas, ilustradas. Tal vez inspirados en Camus, Sartre, Fannon, Saint Simon, Gral. de Miranda, Danton, Marat, Martí y muchos otros intelectuales de los derechos del hombre.

Esos que nos ilustran sobre la cohabitación dura, la coexistencia dificil y las contradicciones antagónicas del colonizador y el colonizado.

Oficiales obligados a ser subalternos al servicio de un ejercito elitista, ocupante y conculcador de los derechos humanos. Ejercito depredador y mercenario:

 

Otelo Saraiva de Carvalho tem razão quando diz que os militares são último bastião do poder insitutido.  (Quarteladas).

 

De modo que esa lánguida tarde de abril de avenida Dos Aliados,  recordaba muy a pesar suyo, a aquellos oficiales idealistas que se levantaron contra sus jerarquias superiores conchabadas con la dictadura, y tumbaron un poder colonial y arcaico de siglos, sin disparar un solo tiro contra nadie.

Suena romántico en estos tiempos de revancha y odio, pero fué así ciudadanos:

E colocarem flores nos canos dos fusiles dos soldados – Claveles Rojos.

 

La lección?. Las flores no solo anuncian la primavera, el día de la juventud y los estudiantes, tambien tienen el poder increible, sutil, suave, exquisito de derrotar al invierno.

Y, aun más si este es autoritario, dictatorial, mesiánico, bananero, isleño, vernáculo, con infulas de estado, de revolucionario y otra memezes.

Tenemos que repetirlo hasta la saciedad, para que se entienda de una vez por todas: los matones no sirven para detentar el poder, ni aquí, menos allí.

Terminó el “recordatorio” de los Claveles Rojos, con una sonora TAMBORADA y un mítin en la escalinata del soberbio edificio blanco de la Cámara do Porto.

Confirmando que definitivamente la lucha libertaria esta en la Europa del sur, la Europa pecadora, y quizás, quizás en el continente latinoamericano. Que el tiempo tome la palabra!.

Além da indignacão.

A hora chegou.

Que o poder caia na rua.

 

LA TARDE DE PARMINA FURANA

Estaba esperandole ?. O eso fue lo que se imagino ?.

A sus años todavía era un ingenuo en las lides del amor, quien lo diria. El hecho es que Parmina Furana estaba en el cuartito azul de Travessera Paulista esperando, como Dulcinea espera a su Quijote, el caballero de la triste figura.

Se sabía joven, bella, solicitada y quizás deseada a pesar de su blanca palidez, su silueta caquectica, sus hiliacos largos bien torneados, sus teticas breves y su cintura de avispa.

Aunque  no lo era, parecia una bailarina de ballet anoréxica. Su sonrisa candorosa lo iluminaba todo y, por esa única vez, ella llevó la inciativa.

Quién te a visto –musito él para si mismo- y quién te ve, viejo semental.

La vida de Parmina Furana parece que no le dió muchas opciones para escoger, le dejó con muy contadas chances, la vida es así, segregadora e injusta, tiene sus condenados de la tierra.

Por lo mismo en esa ocación de su pactado encuentro en la atmósfera fria y tenue del cuartito de Travessera Paulista, estando ambos vistiendose, le lanzó la pregunta envenenada:

Te quieres casar conmigo ?.

Él plop!, perplejo, esa mujer que bien podía ser su hija por la diferencia de edad, le estaba proponiendo matrimonio. Se salió por la tangente, mirando atónito su blanca desnudez de ninfa adolescente de 28 años, apenas atinó a comentar.

Tienes un cuerpo esbelto –le dijo- como el de una niña.

Te he hecho una pregunta –le espetó Parmina Furana.

Esteee –dijo él confundido-. De querer, quiero; por mi que no quede, pero yo soy un viejo y, tu tienes menos edad que mis tres hijas.

Eso no me importa –respondió Parmina Furana- a mi no me gustan “los novos”.

 

EL MALECÓN

Tenía que airearse, oxigenarse y buscar la inspiración, a eso había ido y, ya tenía la vieja presunción de que nuevamente la vida estaba jugandole con cartas marcadas, perdedoras como una maldición, nuevamente el destino le hechaba los tejos y, estos ahora se llamaban Parmina Furana.

El paseo catártico de dos veces al día, es primero por la mañana cuando el mar toma el color plateado del estaño, las brumas de la madrugada retroceden en el amplio y vasto horizonte del Atlántico, como limpiando el inmenso espejo de agua, ayudado por la suave llovizna madrugadora, el trinar mañanero de las aves, la brisa rápida salobre con olor a yodo y el despertar del campanario.

Caminó lentamente por el “Malecón” de la Costa Verde que muestra en una vereda sus exquisitas y contundentes marisquerias y, en la otra, la espuma rugiente y las olas grandes que serán “corridas” por expertos nadadores andando el día.

Llegó a la explanada que empieza en la piscina pública bordeada de celeste y blanca asepsia, colindante con el acuario de bichitos de mar y algas marinas, bajó hacia el obelisco con apariencia de faro, la margen derecha de la explanada esta ocupada por las caravanas o rullots del campamento gitano, esos que en los atardeceres marineros, templan sus ocordeones romanís rodeados de su inmensa prole.

 

Por que era una incongruencia Parmina Furana ?

Eso le daba vueltas la cabeza todo el tiempo, tanto así, que no le dejaba concentrarce en su labor de escribano. Le parecia un tremendo puzzle donde muy pocas piezas encajaban. Por que así ?, por que ella ?, por que a esa altura de su vida ?.

De pronto se vió enrrollado en un romance juvenil, como dos pololos quiceañeros, viendosé a escondidas en cafetines discretos, planeando una luna de miel anticipada, una huida hacia el vacio, o reafirmación de su deseo como cuando le enseñó su recuerdo íntimo: el ajado daguerrotipo del matrimonio de sus padres.

Pero siempre con medias verdades, o quizás ninguna de parte de Parmina Furana, por que sus argumentos no tenían fundamento, estaban llenos de misterio, secretos, silencios.

A todo decía –Ya, esta bien, como tu digas-. Como una hija obediente y disciplinada.

Todas las mujeres guardan un secreto, Parmina Furana, guardaba dos.

 

EL BAJEL FENICIO

Entre la explanada y las fantásticas dunas de arena blanca como la sal, ecologicamente formadas y conservadas por la mano del hombre, surge en la lontananza opuesta a la playa: EL CHIRINGUITO.

Tiene la mágia de aparición de un cuento infantil de Emilio Salgari. El Chiringuito se configura en su soledad frente a las dunas de arena como un naúfrago del pasado.

Un Bajel Fenicio –así lo bautizó servidor-, por que tiene toda la apariencia de una embarcación fantasma de los tiempos fenicios que habiendo perdido  el rumbo de navegación por aguas del Mediterraneo, neutralizado su sextante por los cielos cubiertos de nubes negras procedentes del estrecho de Gibraltar, hubiera enfilado a ciegas hacia el Atlántico norte, encallando en esa cabeza de playa de la ensenada de Espinho, entre la explanada, el obelisco y las dunas de arena.

A la espera de que suba la pleamar, se despejen los cielos y sople viento a favor, para hecharce  nuevamente a navegar guiado por su sextante hacia las rutas de Ulises rumbo a la Ítaca ignota.

 

De modo que El Chiringuito convertido en un Bajel Fenicio, o el Bajel Fenicio reciclado por el tiempo en Chiringuito, hospeda con amabilidad y cariño a tribus de jovenes, de turistas, de parejitas encarameladas y de todo aquel que busque un rinconcito íntimo y discreto para contemplar el mar, las dunas y sus pensamientos.

 

Por que Parmina Furana no tenía futuro ?.

Era algo así como esos amores que no son amores, son meros caprichos. Quizás ella pensó que él era un viejo “ricachón” que bien podia emplear sus ahorros en darle gustitos “high”, le oyó hablar de sus viajes, que paraba un día allí, al otro viajaba más allá, era generoso con las propinas, le gustaba sentarce en las terrazas, beberce un té de camomille y fumarce su pipa, escribiendo en papelitos que posiblemente los olvidaba en los bolsillos. Hipoteticamente pensó: -A este vegetal le ayudo a gastar un pelín de lo que le sobra y de paso le apuro en el amor para que se muera de gusto y, yo me quedo con el resto más los derechos de lo que dice que escribe -.  Amores que no son amores, sino  meros caprichos de juventud.

Por eso la historia de Parmina Furana quedará ahí, a medias, como sonata inconclusa. Ella dijo que tenía hora con el ginecólogo, cogió el paquete con el regalo más los planos de Londres, se puso de pie, le plantó dos besos en los cachetes –que a servidor le supo a despedida-, y partió, eso, partió y no volvió.

Servidor pensó en las últimas palabras del poeta Garcia Lorca de 38 años a su amor querido, menor de edad: ”(…) te sobra enegía, gracia y alegría (…), para parar un tren”.

Tambien le quedó claro, a partir de ese instante, borraría de su mente la Travessera Paulista hasta nunca jamas!, salió del café tarareando con voz quebrada ”Alone” de Celine Dion.

 

El mar al filo del atardecer toma un color de azul intenso que se junta en el horizonte con el celeste del cielo.

Al ponerse el sol, las aguas adquieren nuevamente el gris metálico, hasta lograr que el astro rey en su último instante de brillo sea apenas un pequeñismo disco de fuego anaranjado y potente antes de perderse en la profundidad del plus ultra, dejando la certeza de que en ese señalado instante, como en el principio de la creación, vencen las aguas, en su totémico afán de inmortalizar la creación de las especies y la vida sobre la faz de la tierra.

Declina la tarde Atlántica, se mueven los astros en el firmamento y, de pronto como una aparición mágica se ilumina la bahia de Granja y Aguda, frente a las dunas coronadas de helechos marinos, la luminosidad de la bahia se refleja en los nigromantes de las piedras del rompeolas como si fuera una via lactea a ras del mar.

 

El Bajel Fenicio o el Chiringuito, como se quiera, adquirirá su identidad de embarcación en las tranquilas horas del anochecer, meciendose con el bailoteo de las farolas colgadas por el monoseo de la brisa y, todo el Bajel bamboleandose entre las olas del mar y las dunas de arena azucarada.

Los parroquianos tranquilos y discretos conversan a media voz, sin aspavimentos, es que los portugueses son gente ”calma”, sosegados, no como los españoles ruidosos, vocinglerantes. Ameniza el ambiente sereno los sones relajantes de la Vosa Nova y  la Rumba Flamenca, el misterio del mar oscuro y el oleaje que ya no brama sino arrulla, como una canción maternal, canción de cuna.

Servidor, se sentó en una esquina solitaria a degustar su té y humear su pipa, fue en esos instantes de confesión íntima, cuando levantó los ojos hacia el firmamento y salió su voz ronca desde sus mismas entrañas :

-Carmen de mis amores contrariados !.  Abuela mia !, aquí me tienes otra vez compungido, otra vez buscándote, otra vez preguntando: hasta cuando seré un “escribidor trasterrado” con este olor a sur que sale de mis poros?.

Sintió en la comisura de los labios un sabor salobre, pensó que sería la fina espuma salada del mar; pero no, no era eso, eran dos lagrimones que bajaban traicioneros de esos ojos cansados de viejo que vieron tantas ”vainas”, y se resistían a cerrarse.

Que los males de amor, tienen eso de bueno, hacen sufrir, y como!, pero generan una honda muy buena. Contundente para la literatura.

 

Postremus  Deliberus.-

 

Ya una vez vividos los mejores tiempos, los más productivos, los de antología, bebidos los mejores vinos, se impone el severo ejercicio de la nostalgia, el recuento de la memória y el veredicto de la historia usando lenguaje de fina prosa.

Decimos momentos productivos a aquellos cuando la política llamó a nuestra puerta.

Esos eran momentos en los que no solo había que estar, es más, había que saber estar y dar la talla. Había que saber marcar las diferencias entre lo razonable y lo imprudente, saber pasar el relevo sin perder la compostura.

Del mismo modo que el poder es otorgado por el soberano y los condicionamientos históricos de la coyuntura, debemos tener claro que ese poder según sea usado (o abusado), tiene la virtud siempre de mostrar las carencias o cualidades de quién y/o quienes lo detentan (usan y abusan)..

De modo que el poder es una especie de “scaner”, de rayos X, que descubre la verdadera identidad del individuo. Desde sus bajas pasiones, sus instintos sádicos, sus deficiencias psicosomáticas, sus atavismos extraviados y sus manias patológicas.

Las revoluciones se conciben y se hacen con fines altruistas y reivindicativos –de liberación se decía en el siglo pasado-, pero todo queda en las concepciones y lo medios hasta una vez instalados en el poder sus nuevos “detentadores”, es ahí donde muestran el bagaje de carencias y cretinismos que señalamos lineas erriba.

Por lo mismo, debiera haber una ley que obligue a todo aspirante a gobernar cualquier país, a someterce a un somero reconocimiento psiquiátrico. La humanidad y los ciudadanos, nos evitaríamos muchisimos problemas, y a no dudarlo el mundo fuera mejor de lo que es.

 

Dilectos  visitantes  de  APATRIDIA

Concluimos esta entrega con un recordatorio a la Memoria Histórica.

 

En los duros tiempos que corren donde la contradicción Fundamental es: Autoritarismo vs. Democracia, y la contradicción Principal: Estados Corporativos vs. República.

Recordaremos en mayo, mes de la mujer heroica, a dos luchadoras por la democracia y la república:

La primera, guerrillera Maqui en el Valle de Arán en Lérida, ELPIDIA GARCIA, una heroica leonesa muerta en combate en 1936.

MIKA FELDMAN –La Capitana- de origen semita, revolucionaria disidente, militante del POUM, muerta tras la guerra civil española.

Dos vidas dedicadas a sus ideales de justicia y libertad.

 

Saludos  al   M – 15     siempre!!!

 

 Nuestras pancartas:

-El cabreo es global.

-Merkel ex alumna aventajada del stalinismo.

-Apoyo a los ecólogos del Alto Amazonas –TIPNIS-.

-Indignarse es un deber por el futuro –los hijos-, y por el pasado –los padres-.

 

Con saludos Libertarios:

Est.  Sao  Bento   –   Porto    mayo-2012

RICARDO RAÙL CAUTHÌN ARAMAYO-FLOREZ 

Image

El rescate de la Memoria en imágenes. Cuando las MARCHAS tenían sentido.

Manifestación en Gotemburgo por las libertades democráticas en el Cono Sur Latinoamericano.

Invierno de 1975

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s